Indulgencia plenaria: significado, orígenes y cómo obtenerla

Indulgencia plenaria: significado, orígenes y cómo obtenerla

¿Qué es la indulgencia plenaria? Hablemos de por qué el Papa Francisco lo concedió a quienes participan en el Año de San José.

Para entender qué es la indulgencia, debemos tener en cuenta dos aspectos del pecado: la culpa y la pena. La culpa se remite con la Confesión; la pena es el efecto del pecado que permanece incluso después del perdón. La indulgencia también elimina la pena temporal, gracias a la mediación de la Iglesia y a algunas prácticas devotas que los fieles están llamados a realizar. Puede ser parcial o plenaria.

El origen de la indulgencia plenaria

El origen de la indulgencia está en las prácticas de penitencia que caracterizaban a las primeras comunidades cristianas. Mucho antes de que se estructuraran los Sacramentos como los conocemos hoy, los fieles tenían que cumplir la pena causada por su pecado con acciones y procedimientos muy específicos, a menudo públicos. A lo largo de los siglos, especialmente alrededor del 1000-1100 d.C., se difundió la costumbre según la cual la pena al que eran sometidos los fieles podía aligerarse o anularse mediante la intervención de la Iglesia. Con algunas obras, oraciones, peregrinaciones, los fieles arrepentidos podían obtener una indulgencia.

La Bula del Perdón: la primera indulgencia plenaria de la historia

La Bula del Perdón

Un episodio muy relevante, hablando de indulgencia plenaria, es el de la Bula del Perdón del Papa Celestino V. En 1294 se convirtió en pontífice y otorgó una indulgencia plenaria a todos los fieles que hubieran visitado la Basílica de Santa Maria di Collemaggio desde las vísperas del 28 de agosto hasta la puesta del sol del 29. Fue el primer ejemplo de una indulgencia plenaria, concedida por el Pontífice a todos los fieles desde cualquier origen social.

Indulgencia plenaria para los difuntos

La indulgencia plenaria se puede recibir tanto para uno mismo como para los difuntos. Al pedir una indulgencia para los seres queridos fallecidos, los fieles pueden reducir o anular la pena que ellos deben cumplir antes de llegar al Paraíso.

El Manual de Indulgencias

Para aclarar y recoger todas las indicaciones sobre cómo obtener una indulgencia plenaria, existe el Manual de indulgencias. El Manual contiene varios documentos, entre ellos las “Normas sobre indulgencias” y una lista de concesiones, es decir, obras a realizar y oraciones a recitar para obtener la indulgencia. Siempre se requiere la Confesión y la Comunión sacramental, y la oración por las intenciones del Papa.

San Francisco de Asís y el perdón de los peregrinos

Muy famoso es el llamado Perdón de Asís o Indulgencia de la Porciúncula. El mismo San Francisco pidió al Papa Honorio III que pudiera conceder la indulgencia a los peregrinos que habían acudido a la iglesia de la Porciúncula. Este rito religioso es válido siempre y para todos. Además, todos los años, desde las 12.00 del 1 de agosto hasta las 24.00 del 2 de agosto, la Indulgencia de la Porciúncula se extiende a todas las parroquias y a todas las iglesias franciscanas del mundo.

San Francisco

Te puede interesar:

El cántico de las criaturas de San Francisco
San Francisco de Asís es uno de los santos más queridos y venerados de la Iglesia Católica.

Coronavirus e indulgencia plenaria

Dada la delicada situación en la que se encuentran muchos fieles debido a la pandemia en curso, el Papa Francisco intervino en marzo de 2020 para otorgar una indulgencia plenaria especial en el momento del Covid-19. Todos los fieles afectados por el Covid, los trabajadores sanitarios, los familiares de los enfermos y quien los atienda, aunque sea simplemente con la oración pueden obtener la indulgencia plenaria. Esta indulgencia es una de las formas en que la Iglesia se ha acercado a las personas en la difícil situación de la pandemia.

Indulgencia para los que rezan a San José en 2021

También con motivo del año dedicado a San José, anunciado por el Papa Francisco del 8 de diciembre de 2020 al 8 de diciembre de 2021, se puede obtener la indulgencia plenaria. Las formas de recibirla son diferentes, relacionadas con la devoción y la oración a San José. La indulgencia es accesible para los que meditan el Padrenuestro durante al menos 30 minutos o participen en un Retiro Espiritual con una meditación sobre San José; a quienes realizan una obra de misericordia corporal o espiritual; a las familias y novios que rezan juntos el Santo Rosario; a quienes confían su trabajo a San José o lo invocan en la búsqueda de empleo; a los que se dirigen a San José con algunas oraciones por los cristianos perseguidos.