Construir el Pesebre según los consejos de expertos

Construir el Pesebre según los consejos de expertos

¿Quién dijo que montar el Pesebre es algo muy simple? Se necesita inventiva, planificación, un toque de manualidad y, obviamente, los materiales adecuados. Estos son los consejos de nuestros expertos sobre cómo construir un gran pesebre hecho en casa.

Hacer un Pesebre hecho en casa es un desafío interesante que todos deberían afrontar tarde o temprano. Sobre todo, el Pesebre encarna, más que cualquier otro símbolo navideño, el sentido más profundo de esta maravillosa fiesta, y ayuda a crear en la casa que lo acoge una atmósfera íntima y circunscrita de la sensación de espera por el Nacimiento que está a punto de renovarse, como cada año, en todo su dulcísimo misterio. Por eso se vuelve importante entender cómo construir un Belén que sepa expresar este misterio y llevarlo a nuestro hogar, para nosotros y para nuestra familia, que en los días de las fiestas navideñas podrá sentirse un poco más cerca de otra Familia, que en aquella noche mágica se calentaba en la cabaña de Belén con el cálido aliento de un buey y un burro.

Si, entonces, logramos involucrar a los demás miembros de la familia en el montaje del Pesebre, no haremos nada más que aumentar ese sentido de comunión, de compartir y de armonía, transformando la construcción del Pesebre en un momento de juego y placer.

Ya hemos intentado ayudarte en la realización de tu Pesebre hecho en casa con pequeñas guías y tutoriales para enriquecerlo con efectos de movimiento, luces, sonidos, agua corriente, y esta vez también queremos ayudarte en la medida de lo posible.

Estos son los consejos de nuestros expertos sobre cómo construir un Pesebre verdaderamente sensacional.

Como construir un pesebre en casa

Te puede interesar:

Cómo construir un pesebre en casa: mini guía
Volvemos a hablar de Navidad. Luces, árboles decorados, todos los símbolos que tanto amamos, que consuelan nuestros corazones con la esperanza…

El estilo

¿Qué estilo queremos darle a nuestro Pesebre? Esta no es una pregunta trivial. Hay muchas tipologías de Pesebres en el mundo, algunos realmente muy distantes de los que estamos acostumbrados a ver en nuestros hogares y ciudades. Pero incluso mirando nuestro catálogo podemos darnos cuenta de que realmente hay muchos estilos diferentes de Pesebre, desde el clásico Pesebre napolitano, hasta los Pesebre de madera de Val Gardena, o los estilizados realizados con olivo de Jerusalén, o incluso los realizados en piedra de los Pirineos por las monjas del Monasterio de Bethléem, Francia.

En general, podemos distinguir los Pesebres en Pesebres históricos, que intentan emular la ambientación real del nacimiento de Jesús, colocándola en un escenario árabe-palestino, y los Pesebres populares, que transportan la Natividad en una ambientación conocida, folclórica, vinculada a la historia y las tradiciones del país de origen de quienes hacen el Pesebre, como el Pesebre napolitano, sólo por mencionar uno de los más famosos de Italia.

El estilo que decidamos adoptar será determinante para crear el fondo de nuestro Pesebre, su arquitectura y, obviamente, para la elección de las estatuillas del Pesebre, que deben reflejar la ambientación elegida.

El espacio

Una vez que hayamos establecido qué estilo queremos usar para nuestro Belén, el siguiente paso será decidir dónde colocarlo. Las variables que considerar son muchas y no triviales. Debe ser un lugar de paso en la casa, donde familiares y amigos que nos visitan puedan admirarlo fácilmente, pero, al mismo tiempo, deberíamos cuidar que no impida la realización de las actividades cotidianas normales, que no se encuentre en una posición incómoda para nadie, en definitiva.

Otro factor importante es la iluminación. Incluso si podemos enriquecer nuestro Pesebre hecho en casa con luces y efectos luminosos, es mejor elegir un lugar bien iluminado, incluso con luz natural, o al menos uno que reciba suficiente iluminación artificial. Y si ya tenemos en mente agregar lámparas y efectos de colores, debe haber al menos una toma de corriente cómodamente utilizable.

Una idea original que algunas personas aprovechan es la de construir el Pesebre dentro de un contenedor: una caja, un baúl, un mueble antiguo o incluso un televisor. Esto permite explotar un espacio pequeño y circunscrito, para llenar de manera creativa, creando diferentes niveles y escenarios según nuestra creatividad.

Sin embargo, de manera más general, quienes optan por crear un Pesebre optan por utilizar una mesa, la parte superior de un mueble o, en cualquier caso, una superficie plana, que luego se pueda elaborar con cajas y otros soportes adecuadamente cubiertos y ‘enmascarados’ para crear montañas y desniveles que harán más viva y variada la composición del paisaje.

Tendremos que establecer de antemano cuánto medirá nuestro Pesebre, para no encontrarnos en un momento determinado, después de habernos dejado llevar por la emoción, ¡sin más espacio disponible! Además, será importante tener en cuenta la altura de las estatuas que utilizaremos: al menos las que están en primer plano deben ser claramente visibles a la altura de los ojos, por lo que tendremos que elegir la altura de la base considerando también la de las propias estatuas. Cuanto más altas sean, más baja puede ser la base. Pero cuidado con los cachorros de la casa: perros, gatos y… niños, para ellos, ¡podría ser irresistible tocar y estropear un Pesebre construido demasiado bajo!

El fondo de Pesebre

Una vez que hayamos encontrado la base ideal tendremos que empezar a crear el paisaje que albergará nuestro Pesebre. Con cajas, piezas de poliestireno, libros apilados y luego cubiertos con papel roca para Belén u otros papeles preimpresos podemos levantar montañas, cerros, dunas, según la ambientación que hayamos elegido. Como ya se mencionó, un paisaje dispuesto en varias alturas nos permitirá jugar en diferentes niveles de perspectiva, haciendo que todo sea mucho más interesante.

Si tenemos mayor habilidad y manualidad, también podríamos optar por utilizar papel maché, gomaespuma, corcho, madera, poliestireno adecuadamente trabajado, modelado y pintado según nuestras necesidades. Nuevamente, podríamos usar yeso para crear formaciones rocosas, para hacerlas más realistas agregando piedras reales, tierra y arena.

Una vez creada nuestra ambientación podremos preocuparnos por los edificios, la cabaña para Belén, en primer lugar, y luego otras casas, tabernas, molinos, todo lo que nos sugiera la imaginación. En un artículo anterior hemos sugerido cómo hacer una espléndida cabaña para el pesebre incluso con un presupuesto muy bajo. ¡Te recomendamos que lo leas!

Como hacer una cabana para pesebre

Te puede interesar:

Cómo hacer una cabaña para pesebre: presupuesto hasta 10€
Hacer un pesebre hecho en casa es una forma hermosa y creativa de prepararse para la Navidad. Todo depende de tus habilidades…

Además del paisaje también tendremos que configurar un telón de fondo real de nuestro Pesebre. Hay quienes eligen un paisaje pintado, quienes optan por paneles de corcho, o papel para fondos que tal vez represente el cielo estrellado, o un paisaje de dunas, o incluso pantallas Led.

La distribución en niveles

Cuando diseñamos nuestro Belén podemos decidir hacerlo en varios niveles, o más bien en varios niveles de perspectiva. Por lo general, no se pasa de dos, tres niveles como máximo, un primer nivel que inmediatamente llama la atención de los que habitan en el Belén, donde se colocan las estatuas más bellas e ‘importantes’, los escenarios más detallados y precisos, y luego niveles gradualmente más desnudos, reducidos y menos ricos en detalles, pero hechos con astucia, para dar la impresión de que todo el mundo que hemos creado sea verdaderamente rico y sorprendente, ¡en todos los aspectos!

Deberemos tener mucho cuidado, cuando trabajemos en diferentes niveles, de no ’empalar’ lo que hay detrás con lo que está en primer plano, un poco como sucede en el teatro, donde los actores que actúan en el escenario deben tener cuidado de no tapar a quienes se encuentra en la parte posterior de la escena.

Las estatuas

Aunque las estatuillas para el Pesebre son los últimos elementos que añadir, debemos tener en cuenta desde el principio cuáles pretendemos utilizar, porque de ellas dependerá toda una serie de valoraciones y decisiones a tomar durante la fase de realización. La valoración más trivial se refiere a las dimensiones y proporciones del escenario que vamos a construir, que debe ser adecuado a las de nuestras estatuillas. Esta consideración se vuelve aún más complicada si hemos decidido estructurar nuestro Belén en diferentes niveles, pues en este caso deberemos tener estatuas de diferentes tamaños para los distintos niveles, con el fin de crear un juego de perspectiva eficaz.

Otra variable imprescindible en la elección de las estatuillas para el Pesebre está ligada al estilo del Pesebre que hemos decidido adoptar. Debe haber coherencia entre la ambientación elegida, histórica o popular, y la vestimenta y los rasgos de los personajes que vamos a poner. Por supuesto, se otorgan ‘licencias poéticas’: hay quienes optan por cuidar la escenografía de manera precisa y realista, y luego tal vez optan por estatuillas para el Belén estilizadas, creando un contraste que no es necesariamente molesto. Además, hemos descrito al principio del artículo la fantasía y originalidad de algunas estatuillas para el Pesebre realizadas por los maestros napolitanos de San Gregorio Armeno. Entre futbolistas y actores famosos, nunca se sabe a quién se puede encontrar junto a la cabaña de la Natividad, ¡especialmente si hay niños en la casa!

Luces de pesebre

Hemos dedicado un artículo reciente a los controladores para el Belén para obtener el efecto día/noche. Además de estos efectos, que pueden hacer que tu Belén sea más realista y sugerente, en nuestra tienda encontrarás todo tipo de luces para el Pesebre, desde lámparas hasta complementos para el Pesebre hecho en casa: farolas, lámparas, bombillas efecto fuego y pequeños faroles. No sólo eso, sino que no faltan enchufes, transformadores, extensiones, luces incandescentes, leds e incluso luces para Pesebre con neón, portalámparas y todo el material eléctrico que se puede utilizar para construir un Pesebre con espléndidos efectos de iluminación y con absoluta seguridad.

Musgo y líquenes

La elección de decorar el Pesebre con musgo nos recuerda una tradición antigua pero siempre actual. ¿Quién no guarda entre los recuerdos de la infancia un Pesebre decorado con matas de musgo ingeniosamente arregladas, para hacer la escenografía más realista y sugerente? Además de musgo, se utilizaba arena, guijarros de grava, fragmentos de madera, y para los niños era maravilloso ver esos materiales naturales transformarse en elementos decorativos para el Belén.

Si las cosas no han cambiado con respecto a las piedras, la madera y la grava, la situación para el musgo es un poco diferente. En algunas áreas de Italia hoy en día está prohibido recolectarlo, ya que se considera una especie protegida. Por supuesto, todo el mundo es libre de informarse sobre la normativa vigente en su territorio, que involucra no solamente al musgo sino también a otras plantas, pero la solución más fácil, cómoda y segura es comprar musgo para Pesebre de vendedores autorizados. En nuestra tienda encontrarás una amplia oferta, ya debidamente tratado, seco y listo para decorar la cabaña y cualquier otro lugar de tu Pesebre con absoluta seguridad.